El Santuario de Cortes

Sin lugar a dudas el Santuario de Cortes es el lugar más visitado de la provincia de Albacete.

 La “Morena” como le llamamos cariñosamente, es una imagen de María entrañada e inculturada en el pueblo  por historia, por antigua tradición, por transmisión familiar o  por experiencia religiosa personal.

Arraigada profundamente en las gentes de este Alfoz  y constituye uno de los signos con más fuerza y poder de convocatoria de los que Albacete tiene.

Su presencia destella en una imagen. Desde su venida, en el tronco de una encina cuyos restos aún existen bajo la losa donde se apareció según la tradición a Francisco Alvarez, pastor de Solanilla, hace casi 800 años.

En 1976, se había publicado un artículo de W. A. Christian sobre los santuarios españoles; en él realizó una clasificación de la importancia de estos centros de devoción popular, hoy también denominada local, en función del área geográfica que ocupaban los devotos que acudían a cada uno de ellos; estableció cuatro santuarios de carácter nacional y una docena de ámbito regional; entre los últimos figuraba el de la Virgen de Cortes de Alcaraz, siendo éste el único de la región castellano-manchega que consideraba de esta categoría. De ello, sin duda, se desprendía que el de Cortes era un santuario muy significativo, y hoy día mantiene dicho carácter.


La sensación de esta magnitud se percibe de inmediato cuando se contempla el enorme gentío que acompaña en la romería y que recibe en la ermita a la imagen el día 8 de septiembre, cuando se observan las interminables colas de fieles que dicho día le ofrecen velas y/o donativos y cuando se oyen los nombres de las poblaciones de las que proceden los devotos que se han reunido esa jornada para celebrar la fiesta de su Virgen.

La Romería de Cortes esta declarada de Interés Turístico Regional.

Fragmentos. Libro de Sanchez Ferrer. “La Virgen de Cortes”