La Real Archicofradía y la Coronación de la Imagen

La Real Archicofradía.

Según el profesor Sanchez Ferrer desde finales del siglo XV se conocen numerosas noticias de una cofradía en Alcaraz con la advocación de Nuestra Señora de Cortes.

En el año 1891 se le concedió el título de Real e Ilustre Archicofradía de Nuestra Señora de Cortes, al aceptar la casa real, el día 2 de septiembre de dicho año, su propuesta de nombrar a Alfonso XIII como hermano mayor de la misma estableciendose canónicamente en la parroquia de la Santísima Trinidad, con constituciones aprobadas, primero por la junta general en sesión de 21 de agosto de 1892 y después por el provisor y vicario general del arzobispado de Toledo el 10 de mayo de 1893.

En sus estatutos, articulo 18, el Concejo tenia el papel fundamental acordar y autorizar las traídas y llevadas de la imagen y de presidir sus cultos y actos que tuvieran lugar.

La Coronación de la Virgen

Jose Sanchez Ferrer. “La Virgen de Cortes”

La imagen fue coronada canónicamente el 1 de mayo de 1922 -día del setecientos aniversario de su aparición/hallazgo-, en una jornada de climatología extremadamente variable (nevó, llovió, granizó y a ratos salió el sol). Ofició el Obispo de Andrapa, Auxiliar de Toledo, P. Mateo Colom y asistieron don José Martínez Acacio, Senador del Reino y Diputado a Cortes, y las autoridades y personalidades más relevantes de la capital. Se calculó que la presenciaron unas treinta mil personas venidas de todos los pueblos de la comarca y de algunos más lejanos . El obispo le impuso a la Virgen corona, rostrillo y ráfaga y, creo que, a la vista de algunas fotografías, al Niño corona, todo labrado para la conmemoración; la Virgen fue proclamada Capitana de la región, colocándosele un bastón como símbolo del nombramiento.

Tras el paréntesis de la Guerra Civil 1936-1939 -durante la que la imagen de la Virgen estuvo oculta en el Convento de San Francisco de Alcaraz, no se celebraron sus fiestas y cultos recoronandose el 30 de abril de 1943 en la Plaza Mayor de Alcaraz, con altar en la lonja de Santo Domingo.