Salobre

Cortado por el río.

Su nombre viene por la existencia en la zona de pozos de agua salada

Su término municipal es de gran belleza, con parajes repletos de barrancos, arroyos y ramblas, siempre repletos de flora y fauna, y lo atraviesan dos ríos,  el Salobre y el Ojuelo, este último junto al río Angorrilla forman una reserva fluvial de las pocas existentes en la Región.

De hecho, el río Salobre cruza por el mismo pueblo, junto a sus calles empinadas y repletas de encantadores rincones. Y no hay que olvidar que en la Sierra de Alcaraz se halla el Nacimiento del Río Mundo, un afluente del Segura, un parque natural con una bella cascada de 80 metros de altura.

Junto a la localidad se encuentra la Microreserva del Estrecho del Hocino, un paraíso geológico
Un lugar perfecto para el senderismo. El monte con forma de isla, “inselberg”, rodeado por los desfiladeros del río Salobre, es una impresionante formación de materiales de la era Paleozoica y Mesozoica, período en que los dinosaurios habitaban la tierra.

Destaca su turismo termal. Los balnearios de Reolid te dejarán como nuevo, para volver con ansias renovadas a la rutina diaria.

En esta localidad comienza el II Tramo de la Vía Verde Sierra de Alcaraz que une Reolid con la Vía del Aceite hacia Puente de Genave

“Una vez me fuí a Reolid
con unas aceituneras,
me hicieron pasar el río
sin puente ni pasadera.”